La historia de Gustav Ferdinand Von Kelps

Esta es una de las historias mas sorprendentes que he escuchado, aun no se sabe a ciencia cierta que es lo que le ocurrió a este fantástico personaje. Gustav fue un físico matemático alemán, nació en la ciudad de Nuremberg en 1905 y fue criado en una familia de clase media; sus padres estimularon al chico desde muy pequeño a estar dentro del campo de la física y la matemática. Este personaje fue un genio para su época, su abuelo le enseñaba después de salir de clases matemáticas avanzadas, las cuales entendía a la perfección.

A sus 14 invento un artefacto que lanzaba bolas de luz a una distancia de 50 metros, aunque por temor sus padres destruyeron el artilugio y no se llegó a saber para que funcionaba; se encerraba en un cuarto de su casa que el llamaba su laboratorio, y a sus 25 años ya sabía mucho mas que sus profesores de universidad, lo cual le trajo problemas pues los maestros no podían competir con sus problemas matemáticos avanzados.

Fue de los primeros en concebir la relatividad con las leyes del electromagnetismo. Pero el 5 de abril de 1942 fue dado por muerto por causas desconocidas; ya que misteriosamente desapareció.

Lo que se tiene sobre él es realmente poco, lo último que se sabe de él es lo escrito en su diario media hora antes de desaparecer para siempre, en donde decía que regresaba a terminar un experimento en su laboratorio en donde vivía solo,  su vecina declara haberlo visto pasar ya que esta fue saludada por Gustav y esta vio como se encerró en su laboratorio.

Se declara dentro del expediente policial que Gustav trabajaba en un proyecto secreto para presentarlo en el Instituto de Matemáticas y Física de Munich, se cree que prendió una maquina que emitía rayos los cuales los vecinos vieron salir por las ventanas de su laboratorio hasta que se escucho un zumbido perturbador y una fuerte corriente de aire salio a mucha fuerza a unos 12 o 14 metros del lugar para tirar a todos los que estaban cerca, además de ver una brillante luz violeta después de todo este acontecimiento lo cual les causo fuertes dolores de cabeza a todos los que estaban cerca de lo acontecido.

Cuando los oficiales entraron al laboratorio este solo presentaba algunos vidrios rotos y nunca se encontró el cuerpo del científico, este caso nunca se esclareció y se vendió la propiedad poco tiempo después. Los nuevos inquilinos muy sorprendidos declararon varias veces haber visto alguien que asomó la cabeza por detrás de la pared dando los buenos días y verlo desaparecer en el acto. Estos inquilinos declararon bajo juramento que se trataba de Gustav tras enseñarles una foto del científico.

Se dice después de muchos análisis que Gustav de alguna forma logro vencer al tiempo espacio y paso a una nueva dimensión,  todos dicen que el científico sigue vivo en una nueva dimensión y suele aparecer de vez en cuando saludando a las personas educadamente,  y la última pregunta que se le hizo cuando apareció  fue que si estaba en otra dimensión a lo que Gustav respondió:

“No se preocupen por mí, yo estoy en un lugar que ustedes tarde o temprano descubrirán y una vez que lo visiten,… no querrán volver”.

Comentarios

  1. Por Alfredo

  2. Por Draco