La extraña tormenta sobre el Gólgota

La extraña tormenta sobre el Gólgota

Este hecho se remonta al año 33 de nuestra era, en el momento en que Jesucristo fue crucificado su padre, Dios Todopoderoso, demostró su enojo y le mandó al pueblo de Jerusalén una tormenta de arena y los privó de la luz del sol por varias horas. Jesús, el hijo de Dios fue apresado y sentenciado a muerte, ya que lo acusaban de disidente político. El punto elegido para su crucifixión fue el Gólgota, montaña situada a las afueras de Jerusalén.

Según los relataos de la Santa Biblia, la cruz fue levantada a eso de las 12 del medio día y es en ese momento que sucede el fenómeno. Conforme Jesús iba muriendo el cielo se fue oscureciendo dando paso a la idea que una gran tormenta de arena se aproximaba a la ciudad. Fue tan aterrador el aspecto que mostraba el cielo que todo el pueblo que fue a presenciar la crucifixión se retiró a sus casas y sólo los discípulos y la madre de Jesús permanecieron a su lado hasta el final. A las 3 de la tarde, que Jesús expiró el cielo se puso tan oscuro que la luz del sol desapareció y consumió a Jerusalén en completas tinieblas. De esta manera el pueblo acepto que Cristo era el verdaderamente el hijo de Dios y arremetieron contra los verdugos y asesinos de Jesucristo. De esta manera Dios demostró su enojo y tristeza por la muerte de su Hijo y vengo la muerte del mismo.

Sin embargo la ciencia tiene otra explicación acerca de esta oscuridad repentina en Gólgota. Según

investigaciones astrológicas el manto tenebroso no fue más que un eclipse de sol, y que eso del enojo de Dios no es más que un intento e la iglesia por mantener la fe en la religión. Ellos además explican que los propios Evangelios hablan de estos cambios en el cielo de Jerusalén y que se trataba de un eclipse ocurrido justo antes de una tormenta de arena. Ya haya sido la demostración del enojo de Dios o un eclipse solar, al final este fenómeno llamo la atención e incluso aterró a todo el pueblo, por eso se puede decir que fue una actividad paranormal.

Comentarios

  1. Por NO

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *