La chica fantasma de la curva

 Una de las leyendas urbanas más conocidas y que más localizaciones y variantes tiene, es sin duda la que cuenta la historia de la joven que murió en una curva en un accidente de coche, y que se dedica a advertir a los conductores que pasan por allí cada noche.

La historia en esencia es casi siempre la misma: alguien que va conduciendo de noche por una carretera solitaria y de repente se le aparece una joven muy hermosa y pálida, de rostro sombrío que está haciendo auto-stop. Enternecidos por su frágil imagen, la gran mayoría de conductores acuden en su ayuda, pues piensan que no es lugar para una chica sola en mitad de la nada en plena noche.

Nuestra nueva pasajera no es muy habladora, y apenas levanta la cabeza. De pronto empieza a llover y casi no se ve por el parabrisas del coche, así que normalmente, se reduce la velocidad y tratan de ver algo más de lo que se puede. Acto seguido, se sube la calefacción para desempañar el cristal y se extreman las precauciones. Estos actos han salvado la vida a más de uno, pues si hubiera sido de otro modo la leyenda asegura que la joven habría matado al conductor si no lo hubiera hecho, y si no hubiera tomado las precauciones adecuadas.

Cuando el conductor llega a cierta curva peligrosa, entonces escucha a la chica gritar “¡cuidado con la curva!”. “¿Por qué?”, preguntan normalmente. “Por que en esta curva me mataron”, contesta ella.

Aterrorizados, los conductores frenan el coche y miran la parte de atrás. La pasajera ha desaparecido.

Esta historia con diferentes versiones se ha contado alrededor del mundo en un gran número de lugares, carreteras y curvas, pero como suele ocurrir con casi todas las leyendas, nadie conoce en persona a quien vivió la experiencia. Solo oímos a quien lo cuenta decir que un primo de un amigo del tío de su amigo es la persona que llevó a la misteriosa joven en el coche y aseguran que la historia es cierta. Nosotros por si acaso procuramos no llevar nunca a ningún desconocido en el coche ni coger a nadie que hace auto-stop, y mucho menos por la noche en mitad de la carretera.

Una variante de esta historia, es la que dice que la joven aparece por sorpresa en la parte trasera del coche de quien la atropelló con el objetivo de vengarse del autor de su accidente.

Lo que hace menos realista esta historia es el hecho de que se de en muchos lugares a la vez, está claro, pero en todas las leyendas, suele haber algo de verdad, por lo que en algún momento, en algún lugar ha tenido que ocurrir esta misteriosa historia. Lo que es cierto es que nunca podemos escapar de lo que no conocemos y que nos puede coger a todos por sorpresa, por lo que nunca deberíamos bajar la guardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *