La bruja de Piombino, 7 clavos en la boca

Un extraño acontecimiento ha pasado en estos días, se ha encontrado una mujer, que vivió en el siglo XIII,  enterrada en la región de Piombino, Italia, la cual tiene 7 clavos de 4 centímetros en la boca y 13 más que clavan su ropa al suelo.

Dicha excavación estaba destinada a encontrar los restos del santo San Cerbone, pero los arqueólogos han encontrado este entierro que en estos momentos tiene un gran interés a nivel mundial, para descubrir quién fue la llamada bruja de Piombino.

Alrededor de esta mujer, la bruja de Piombino, se especulan diversas teorías sobre el porqué fue enterrada de esa forma, algunos argumentan que al tratarse de la edad media, fue un ritual de exorcismo post mortem, para evitar de esta forma, que el demonio pudiera seguir a través de esta pobre mujer, haciendo sus actos.

Otra teoría que se ha mencionado alrededor de este acontecimiento, es que se trataba de una mujer con algún tipo de discapacidad intelectual, la cual se atribuía seguramente a efectos sobrenaturales como comúnmente se hacía en esos tiempos.

Según algunos historiadores, el peculiar sepulcro de la bruja de Piombino, se trata de una forma de conseguir el perdón divino a causa del adulterio haciendo uso del ritual “Et sicut in sexto clavis oris ponitur in arca cordis”, que quiere decir “Para el sexto, el remedio es poner clavos en la boca para que lleguen al arca del corazón”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *