Kasai Rex, el dinosaurio viviente

En este artículo vamos a hablar de otra criatura criptozoológica africana similar al Kongamato, pero que en esta ocasión, en lugar de volar es terrestre, ya que se trata de una especie de dinosaurio que según los testimonios, ha llegado hasta nuestros días. Como en todos estos casos, las sospechas de su falsedad son mayores que las certezas de su existencia.

El origen de este mito se debe al testimonio de un europeo que estaba en África en los tiempos de las colonias. Concretamente el testimonio lo da John Johnson, y el avistamiento del Kasai Rex se produce en la actual República Democrática del Congo, en la región de Kasai, de la cual la criatura toma su nombre.

El señor Johnson dice que mientras iba con un sirviente avistaron a un rinoceronte, y dada la peligrosidad del animal, trataron de seguir su camino escondiéndose para que no los viese. Cuenta que mientras estaban tratando de esconderse, una criatura muy extraña salió de detrás de la maleza y mató al rinoceronte. El sirviente huyó y el señor Jonson se desmayó.

Cuando volvió en sí, la extraña criatura, que era semejante a un tiranosaurio, y de ahí el Rex de su nombre, se estaba comiendo al rinoceronte. Nadie más ha visto al Kasai Rex ni hay más testimonios de su avistamiento, por lo que se cree que todo fue una invención del señor Johnson.

Sí que existen dos fotografías que dicen ser del Kasai Rex, y que tienen todas las probabilidades de resultar falsas, puesto que mientras una muestra al Kasai como un lagarto, la otra lo muestra como un dinosaurio, ambos comiéndose un rinoceronte.

Ninguna de las fotos se ha estudiado ni comprobado, por lo que todos los expertos en este tipo de animales creen que todo es falso. Como opinión personal, creo que estamos ante uno de los casos de criptozoología más extraños, ya que la existencia de la criatura se basa en un solo testimonio y en la existencia de dos fotos que representan a dos criaturas distintas.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *