Historia de “Cuando se sube el muerto”

Hay una peculiar leyenda en el paradero de autobuses en Tlahuac, para ser precisos en el sitio donde se localizan una serie de camas que son usadas por  los choferes para descansar.

Ahí existe una cama en particular que siempre se encuentra desocupada y quien ha intentado usarla en algún momento sufre una desagradable experiencia, ya que siente lo que para muchos es conocido como “que se suba el muerto”, por los que saben de esta historia o han vivido la experiencia evitan su uso,  todas las personas que han manifestado este hecho han tratado de explicarlo, así que en algunas ocasiones se evita mencionar el hecho al personal nuevo para evitar de la sugestión,  así mismo se les  asigna esta cama y después mencionan que les ocurre lo mismo.

¿Te atreverías  a dormir en esa cama?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *