Gárgolas: ¿Demonios o Guardianes frente al mal?

Ya les he hablado de mi hijo, es todo un personaje, amante de los dinosaurios, los dragones y los monstruos míticos. Uno de los que más le ha llamado la atención desde sus cortitos 3 años, es la “Gárgola”. Tuve que buscar estrategias para tranquilizarlo en las noches cuando creía que una gárgola vendría por él y tendría que defenderse.

Ya hoy en día tiene 6 años, y aunque ya no se asusta, las identifica muy bien y les mantiene cierto respeto. Igual yo, y tuve que documentarme para poder tranquilizar a mi hijo.

Las gárgolas son monstruos infernales, de características grotescas, burlonas o animales dantescos. Su objetivo: custodiar el recinto sagrado (Iglesia) de los embates del Maligno (Satanás). Son las defensoras pétreas,  son las gárgolas.

Según la tradición oral francesa la existencia de un dragón llamado La Gargouille, un ser con cuello largo y rectilíneo, hocico delgado con potentes mandíbulas, cejas fuertes y alas membranosas, que vivía en una cueva próxima al río Sena, fue lo que dio origen a la posterior leyenda de las gárgolas.

Este  Gargouille se caracterizaba por sus malos modales: destruía todo aquello que se interponía en la trayectoria de su fiero aliento, y escupía demasiada agua, tanta que ocasionaba todo tipo de inundaciones. De allí que las pétreas gárgolas sean utilizadas en fuentes y desagües, saliendo el agua por sus bocas.

Gargouille  terminó vencido en el año 600 por un sacerdote llamado Romanus, y fue quemado en la hoguera, aunque su cabeza se dejó en la entrada de la iglesia como recordatorio.

También hay quienes dicen que las gárgolas son guardianes de la Iglesia, una especie de “Signos mágicos” que mantienen al diablo alejado del templo de Dios.

¿Un simbolismo entonces? Guardianes horrendos y aterradores, para que sólo los valientes y de alma pura entren al recinto divino… Mi maestra, practicante de Terapia de Respuesta Espiritual, dice que las gárgolas formaban parte de una dimensión de conciencia que ya está cerrada. Se agotó, perdió sentido y evolucionó. Y esta es la explicación que dejó más conforme a mi hijo, quien no acepta que le diga simplemente “Eso no existe, es fantasía”… Para él fue mejor escuchar que Sí, existieron, pero igual que los dinosaurios, se extinguieron por selección natural… Es una forma de verlo también, no creen?

Comentarios

  1. Por Fhernando

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *