La promesa. Parte 1.

Categorías : Fantasmas
Por:

Quiero agradecer a Arturo Vidal quien me hizo favor de contarme esta historia y se las hago llegar a ustedes así como logro acordarme de cómo lo hizo, como es un poco extensa la dividiré en 2 partes y espero sea de su agrado. Comencemos con la primera parte del relato. Y les recuerdo que se las cuento como si hubiera sido yo quien vivió esta leyenda.

Hace algunos años vivía una pareja de viejitos muy cerca de mi casa, ellos vivían apenas a 4 casas de la mía, ambos señores tenían 4 hijos, que para este entonces todos estaban casados y con hijos y ninguno vivía en la ciudad.

Desafortunadamente los hermanos no se llevaban bien para nada, incluso se dejaron de hablar por años, por algunas diferencias que tuvieron con las parejas de muchos de ellos, sus padres siempre trataron de intervenir pero nunca pudieron hacer que los hermanos se hablaran, aunque el padre prometió que el haría que se juntaran aunque fuera lo último que hiciera. Esto lo dijo una noche de navidad cuando toda la familia aun sin hablarse celebro esta fiesta en casa de sus padres.

Ambos ancianos vivían solos y se hacían compañía, estaban muy tristes por que ninguno de sus hijos había querido llevarlos con ellos, a pesar de que los pidieron de miles de formas, ellos nunca accedieron y la pareja se quedó a vivir sola en la casa donde todos crecieron.



Una noche la anciana calló de las escaleras lastimándose de fea manera, fue hospitalizada de inmediato gracias a que el anciano pudo llamar una ambulancia la cual vino de inmediato, apresuradamente el señor habló a sus hijos los cuales se aparecieron después de casi un día, el padre estaba desconsolado por que su mujer tenía pocas esperanzas de vida, los hijos estaban muy preocupados por que no sabían que hacer con su padre, nadie quería llevarlo a vivir con ellos, y de nuevo vio como sus hijos se peleaban sin importar, pareciendo que el no estaba en la habitación el futuro de su padre. Con lágrimas en los ojos el viejo dijo que no se saldría de su casa nunca jamás. Los hijos molestos lo voltearon a ver y le amenazaron que si su madre moría lo llevarían a un asilo.

Afortunadamente la anciana mejoró aunque nunca más volvió a caminar por una fractura de cadera que a su edad era realmente peligrosa, auque afortunadamente la señora logró vivir un par de años más, viendo como sus hijos se peleaban cada que se encontraban en su casa, muy tristes la pareja de viejos platicaron que fue lo que hicieron mal para hacer que sus hijos no se hablaran nunca mas, pensaron que quizá no los habían educado bien y nunca les enseñaron a quererse como hermanos. Los hijos de mala gana al ver que su madre no se podía levantar de su cama y no habría quien cuidara de ella contrataron una señora que les ayudaba y pasaba la noche con los ancianos de lunes a sábado y un hermano se quedaba con ellos un domingo de cada mes de mala gana.

La anciana enfermo gravemente y murió, tras unos meses, los hijos se presentaron a su funeral y esta vez no pelearon, aunque discutieron el futuro de su padre, a lo que su padre volvió a comentar de esta casa no me iré nunca jamás. Los hijos molestos tuvieron que seguir pagando a la señora que los cuidaba solo que esta vez la señora se fue a vivir definitivamente con él, y llevó a sus hijos, una joven de 15 años y un niño de 11, y así vivieron en la casa durante un par de años más. La señora cuidaba del anciano el cual se quería dejar morir, pero ella lo procuraba y hacía que se mantuviera fuerte, tras un par de años mas el viejo estaba ya muy mal de salud y mandó llamar a los hijos.

Los hijos se encontraron y escucharon a su padre convaleciente en la cama, el cual les pidió que arreglaran sus diferencias frente de el, y así lo consiguió, logro que sus hijos se reconciliaran y cuando los vio dándose un abrazo a los 4 murió con una sonrisa en los labios.

Sigue en la parte 2



Comentarios

Comentarios

Artículos relacionados
Tema Cazamitos por: Carlos de la Torre 2017.