La casa de los tubos es una casa muy famosa en Monterrey, ya que a la vista es una construcción un tanto compleja, rara pero la verdad muy bonita a la vista; esta casas se encuentra en la colonia Country y cabe mencionar que la obra esta en obra negra y deshabitada desde los años 70.

En esta casa en obra negra podemos ver una arquitectura un tanto extraña, ya que desde la parte de afuera se pueden observar una serie de tubos en color gris y por la parte de dentro la estructura es muy similar los pasillos son en forma cilíndrica y se tienen una gran cantidad de rampas; mientras que por el otro lado de la casa se hayan muchas escaleras para llegara  los mismos lugares, aunque los cuartos son de una simetría extraña.

Se dice que en esta casa se escuchan llantos de una mujer joven por las noches, al igual que se ven diferentes sombras de una presencia femenina dentro de esta casa, se cuentan diferentes historias que cuentan sobre apariciones de niños jugando en la entrada, una niña y un niño de edades similares y una mujer de apariencia joven que se asoma por uno de los huecos de la casa que algún día pretendió ser una ventana.

De esta casa se cuentan diferentes versiones, la más común es la siguiente: En los años 70,  una familia adinerada quería construir una casa diferente para su hija la cual sus padres veían diferente, ya que la niña padecía la parálisis de sus piernas. Cuando se comenzó a construir la niña parecía realmente contenta por su nueva casa y pidió a su padre la llevara a ver como estaba quedando; el día que la niña fue a verla dos de los albañiles que construían la casa sufrieron un accidente terrible para ya nunca mas regresar a la misma, pues se dice que nunca mas pudieron hablar del asombro que les causo el accidente. Tiempo después la familia logró contratar un nuevo grupo de albañiles para terminar la casa y la niña de nuevo quiso ir a ver como estaba quedando. La casa con sus múltiples rampas estaban diseñadas para que la niña se pudiera mover con mayor facilidad con su silla de ruedas, pero desafortunadamente la niña se impulso en una rampa con su silla y salio volando por el ventanal abierto sufriendo la muerte. Posteriormente sus padres vendieron la propiedad para ya no recordar este terrible incidente.

Mucho tiempo después se cuenta de una nueva familia adinerada que fue a ver la casas con su pequeño, un niño de la misma edad al de la niña invalida; al estar mostrando la casa para sus padres el niño se fue solo para explorar, sufriendo una muerte terrible cayendo de la misma ventana donde la niña había sufrido su accidente.

Después de esto, las autoridades expropiaron el terreno y ya no lo pusieron a la venta nunca mas, pues se dice que esta maldito y es habitado por los espíritus de los niños que murieron de una forma desafortunada.

Si quieres tener tu propia opinión de la casa de los tubos y vives en Monterrey, no puedes perder la oportunidad de visitar esta estupenda muestra arquitectónica, pero lúgubre casa.