Fantasmas en Hospital López Mateos: Urgencias ginecológicas

Un día en el que nuestra protagonista tenía derecho a el permiso Av6 (este permiso es para entrar dos horas tarde o bien salir dos  horas después)  llego ese día desfasada del horario normal, por lo que al llegar a su trabajo  en el Hospital a la zona de urgencias ginecológicas(donde nacen los bebes o bien se practican legrados en caso de abortos espontáneos), ella procedió a ser su rutina de cambiar su ropa de calle por su uniforme de enfermera acto seguido se dirigió a ponerse al tanto de las actividades a realizar para ese día, pero al llegar al área no vio a ninguna de sus compañeras y solo se encontraba uno de los residentes al cual le pregunto con extrañeza en donde se encontraban las demás personas de su área,  a lo cual contesto que al no tener pacientes en ese momento en urgencias habían decidió ir a el quirófano a ver una donación múltiple de órganos y que se encontraban en el quirófano solo el estaba ahí para avisar si tenían una emergencia, así que decidió dirigirse también a la zona de quirófano, pero para llegar ahí se tiene que colocar  una bata especial quirúrgica  como unas botas ya que por higiene pasan por un pasillos que es  filtro previo, así mismo el quirófano tiene conexión  con el área de recuperación y camas.

Al estar en dirección a el quirófano se dio cuanta que no había pacientes en camas, pero al llegar a la área de recuperación pudo ver que se encontraba una camilla en la cual estaba una señora de cabello negro,  largo y su piel se notaba muy pálida, esta se encontraba sentada  en una orilla, por lo que se preocupo de que esta fuera a caer, ya que las camillas  son muy angostas y el aspecto de la paciente no era muy alentador, se dirigió a ella y le dijo: “señora  tenga cuidado mejor recuéstese por que podría caerse “, para lo cual ella le contesto estoy bien,  así q le dijo que no se moviera que en un momento regresaba, se dirigió a la zona de quirófanos pensando que como era posible que se fueran las enfermeras  a ver la cirugía y dejaran a esta mujer ahí sola.  Llegando al quirófano les reclamo y les dijo que había visto a la paciente y que fueran a ver, ellas le contestaron que cuando ellas se dirigieron ahí no había nadie y que si el residente paso a alguien por que no aviso, así que salieron del quirófano y se dirigieron a recuperación  y al llegar ahí, no encontraron a nadie, solo estaba la camilla pero la señora no, le preguntaron al residente el cual negó que ingresara alguien, nuestra  protagonista asegura a verla vistió y hasta que ella le contestara, pero por si acaso  si tiene que ir a la sala de recuperación siempre prefiere ir acompañada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *