Exorcismos en México

Más allá de las películas y la ciencia ficción hablar de exorcismos es un tema para muchos serio y sobre todo, lleno de mitos, que se ha ido transformando a lo largo del tiempo, más allá de ser un tema tabú por los sucesos que intervienen en él.

Un exorcismo es básicamente una jornada de oraciones especiales para expulsar un demonio del cuerpo de la persona a la que ha poseído o sobre la que mantiene alguna influencia según explicó Salvador Espinoza, Vicario General de la Diócesis de Querétaro.

El demonio o demonios que se encuentren en posesión del cuerpo de un ser humano se manifiestan de distintas formas. Puede ser muy agresiva con las demás personas y contra el mismo poseso, van desde decir injurias, agresiones físicas (como patadas o  golpes), escupitajos,  hablan a veces lenguas antiguas, tienen una fuerza descomunal  por lo mismo es necesaria la ayuda de más de una persona, y en algunos casos el demonio o demonios (legiones demoniacas) pueden hacer daño contra el poseído como hacerle sangrar, vomitar y en algunos casos levitar.

Los padres exorcistas requieren una formación distinta y solo algunos son los que serán elegidos para realizar este enfrentamiento con el demonio o los demonios. Los curas encargados del exorcismo, serán acompañados por otros sacerdotes que le ayudaran en este proceso. Además, antes de cualquier exorcismo es necesario hacerles pruebas y descartar algún tipo de trastorno de orden mental, por lo tanto se determina por varios especialistas  como Psicólogos, Psiquiatras, médicos que den su diagnóstico para determinar si está o no poseído.

En el 2007, en el 3er Congreso Nacional de Exorcistas se tenía como registró solo en México 5 exorcismos por día, la iglesia atribuye este hecho a la pérdida de fe, así como un aumento en prácticas oscuras, por lo que ello con lleva a que muchos terminen poseídos por demonios. Aún cuando éstos parezcan casos aislados, es increíble la cantidad de fieles pidiendo ayuda, no solo en los congresos sino en las páginas católicas  con esta temática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *