Estatua de la virgen que llora sangre

A lo largo de los años, ha habido numerosos casos en el mundo sobre un fenómeno llamado “estatuas que lloran” especialmente lloran las imágenes religiosas, más que todo las advocadas a la Virgen María, éstas derraman lagrimas de agua o en algunos casos de sangre.

Se han hecho estudios a estos casos y hasta pruebas de ADN y da como resultado que la sangre es de humano, generalmente de hombres. Las imágenes de la Virgen María llorando han ocurrido en varias partes del mundo.

Realmente la iglesia católica no ha comentado mucho sobre estos casos, ya que prefieren mantenerse al margen y hacer pruebas ante estos casos. En la provincia de Salta en Argentina hay una estatua de la Rosa Mística que ha causado mucha controversia porque brotaron de sus ojos lágrimas de sangre.

Este hecho ocurrió a principios de Cuaresma y desde este momento, muchos fieles han viajado para verla, rezarle y prenderle alguna vela, hay creyentes católicos que dicen que este hecho se trata de un acto divino, un milagro de Pascua, pero en cambio hay otros, que comentan que esto puede ser una señal de advertencia para posibles catástrofes en el mundo, no se sabe a ciencia cierta cuál es la causa, pero si se reconoce que la virgen de la Rosa Mística, lloró sangre.

Además hay un video circulando por las redes de este hecho, y realmente se ve cuando brotan las lágrimas. La vivienda donde reside esta virgen se ha vuelto un templo, pero la Diócesis de Argentina sugiere trasladar la imagen a una iglesia para que más fieles puedan visitarla.

Otro caso también ocurrido en Argentina es de la Virgen de los Dolores ubicada en la capilla del Santísimo de Santa Teresita. La virgen evoca al sufrimiento que pasó María en la cruz al ver a su hijo crucificado y muerto.

Este hecho ocurrió mientras que un grupo estaba reunido para rezar en la noche, de un momento a otro la virgen empezó a llorar sangre, simplemente soltó unas lágrimas y dejó de llorar hasta que se secó la sangre de sus mejillas.

Realmente no se sabe qué significa que la Virgen de Dolores haya llorado y sobre todo sangre. Probablemente sea por algún dolor que ha pasado uno de sus hijos en la tierra, pero no se sabe a ciencia cierta. Pero desde este acontecimiento, decenas de personas se han reunido para observar el milagro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *