El Yeti, más real que el comunismo

El Yeti, más real que el comunismoCientos de años de trabajo e investigaciones tenían que llegar a un punto, y es que en pleno siglo XXI de una era moderna, las leyendas de nuestros antepasados comienzan a cobrar vida, y el ser humano comienza a mostrarse mas interesado en la mitología así como en las raíces, y que mejor que la abominable idea de la confirmación de uno grande.

La teoría sobre el Yeti está en un momento crucial, a sólo algunos detalles de confirmar su posible existencia. Científicos esparcidos a lo largo del globo, pero rusos en su mayoría, no han quitado el dedo del renglón y tras recientes expediciones, el congreso administrativo de la región de Kémerovo, en Rusia, ha declarado como “confirmada a un 95%” la teoría sobre la existencia del mismo, afirmando que lo único que les resta demostrar, es el cadáver de la criatura para tapar aquellas bocas que lo han negado en vida y obra.

El Yeti se dice habitaba dicha región montañosa en Rusia en una cueva llamada Azásskaya, misma que durante toda la vida ha sido visitada e inspeccionada una y otra vez buscando los posibles restos del gran y peludo ser. Como era de esperarse, diversas “pruebas” comenzaron a ver la luz, desde huellas y madrigueras, hasta pelo que atribuyen perteneció a dicha especie.

Lo interesante del tema, es que no solo afirman que existió hace muchos años, sino que es una especie que se mantiene viva, conservada y lista para brincar ante la sociedad. Asimismo, en el estado de Michigan en los E.U, se cree alberga a miembros de la misma especie.

Cuello largo, manos

grandes, posiblemente erguidos, robustos y de cerca de unos 2 metros y medio de altura, son solo algunas de las características físicas que atribuyen al “animal hombre”, afirmando que es un mamífero pasivo que posiblemente algún día logre adaptarse a nuestra sociedad. Esperemos se confirme la teoría y podamos conocerlo, y porqué no, postularlo a nuestra presidencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *