El puente Carlos (karluv Most) en Praga

Dentro de la Republica Checa se encuentra Praga, este lugar lleno de magia por sus construcciones, su gente y  el ambiente mismo te pueden hacer sentir substraído de la realidad para  transportarte y envolverte en el misticismo que se respira a cada paso.

En este hermoso lugar se pueden encontrar un sinfín de lugares por ver y admirar, todo adonde mires te impactara, quizás será que estoy enamorada de Praga.

Uno de los lugares más importantes es el llamado  puente Carlos (karluv Most),  el más importante de Praga y un símbolo ya que une  la Ciudad Vieja con Mala Strana, ofrece una vista espectacular de la ciudad este puente de piedra está lleno de estatuas de las cuales la más famosa hace honor al patrón de la República Checa, San Juan de Nepomuceno, quien se dice  que fue torturado hasta la muerte por el rey Wenceslao IV  por desacato( hay quien dice que era el confesor de la reina y que no quería soltar prenda de los secretos de esta al rey  ) el cual después de su muerte fue  tirado al río Moldava. Cuenta la leyenda que mientras su cuerpo sin vida se hundía, se formó en el agua una corona formada por cinco estrellas.

Es por eso que al cruzar por este puente esta escultura es de las más visitadas,  ya que alrededor del surge la superstición y miles de turista se aglutinan en esta zona, los cuales ponen las manos sobre  un relieve que está a pies del santo donde se ve la figura de San Juan Nepomuceno cuando es echado al río, ya que creen que trae suerte, en  el lado izquierdo hay otro relieve  donde aparece representado un perro el cual  también es tocado por los visitantes  para pedir un deseo, otros creen que si tocan la placa de la estatua, se dice que  volverán a Praga algún día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *