El origen de los duendes navideños

Los famosos duendes navideños, también conocidos como gnomos navideños, pertenecen a la mitología occidental del siglo XX, donde son descritos por lo general como unos hombrecillos con una habilidad manual excepcional.

Estos pequeños seres suelen aparecerse en las noches de Navidad,  justo en el momento que la estrella polar brilla a su máxima intensidad, ya que es de creencia popular que estos seres mágicos proceden de ella.

También existe la vertiente de que los duendes navideños no vienen de una estrella, sino que habitan en el polo norte al igual que Santa Claus, donde trabajan todo el año en una divertida fábrica de juguetes, donde realizan todos los regalos a petición de Santa Claus.

Su representación característica es que visten trajes de colores llamativos, con botas y pequeñas campanas, aunque existen duendes jóvenes y del sexo femenino, en su gran mayoría son ancianos del sexo masculino.

Según creencias populares, estos pequeños duendes se aparecen en la noche a manera de luces multicolores que anuncian su llegada, la mayoría de estas luces son verdes, representando de esta forma el color de la esperanza.

Estos duendes son los encargados de elaborar los regalos que posteriormente Santa Claus repartirá a todos los niños que han demostrado ser lo suficientemente buenos y obedientes algún presente.

Comentarios

  1. Por Jairo

    Responder

  2. Por Carla

    Responder

    • Por Cazamitos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *