El monstruo marino de Nueva Zelanda.

Esta es una historia muy circulada en Internet, se habla de que un pesquero japonés navegando y pescando algunos peces para su comercio dentro de aguas internacionales en el año de 1977, el barco pesquero Zuiyo Maru, lanzó sus redes al mar muy cerca de las costas de Nueva Zelanda y fueron realmente sorprendidos con el contenido de su pesca, pues vieron una criatura envuelta en las redes que jamás habían visto; esta criatura se dice media aproximadamente unos15 metrosde largo y unas cuantas toneladas de peso.

Lo realmente extraño es que los pescadores sacaron muchas fotos a color de la criatura, pero misteriosamente el capitán del barco pesquero ordeno a su tripulación que para que no se contaminara su carga se arrojara a esta criatura ya muerta entre las redes, a su pesas y por órdenes del capitán de la nave así lo hicieron los tripulantes tan solo quedándose con las pruebas fotográficas de la bestia desconocida.

Las fotografías de este extraño animal fueron a dar a la Universidad Nacional de Yokohama, y fueron estudiadas por el profesor de esta reconocida escuela Tokio Shikama, el cual es un experto en criptozoología y animales antiguos y este declaró que en base a estas imágenes no se trata de ningún animal conocido, pues no corresponde ni a un mamífero ni pez que anteriormente se hubiera visto o del cual se tuviera reporte, sin embargo dijo que parecía demasiado un plesiosaurio una especie de dinosaurio extinta hace millones de años y que habitó en el océano.

Algunos otros barcos buscaron la zona en donde dijeron los japoneses habían arrojado los restos de aquel animal, sin embargo no tuvieron éxito al tratar de localizarlo, pues se dicen diferentes teoría de que espécimen, desde que se pudo hundir en el mar, hasta ser devorado por animales como tiburones o ballenas, claro que también se dice que esto tan solo fue un invento por parte de estas personas las cuales truquearon las fotos y querían sus cinco minutos de fama, sin embargo lo más curioso es que si en realidad se hubiera tratado de un plesiosaurio como se dice por parte del experto en una etapa de descomposición hubiera valido mucho más que toda la carga que pudieran haber recogido ese día, aparte de cambiar el rumbo de la paleontología.

Esto solo nos demuestra dos cosas la primera es que falta mucha más investigación por parte de los gobiernos internacionales para una minuciosa misión para explorar los mares y océanos, es increíble que se tenga más explorado el espacio que nuestros propios mares, y la segunda es que los dinosaurios pueden estar vivos dentro de algunas zonas en donde el hombre no ha investigado aun, y que las numerosas historias de estos animales fantásticos que de repente aparecen pueden ser totalmente ciertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *