El Chullachaki (Perú)

Les comparto una historia de la zona de Perú en donde se tienen muchos mitos y leyendas de este tipo, sin embargo al leer esto, a mi parecer creo que esta incompleto, pero aquí lo comparto con ustedes y si alguien sabe si algo falta por favor háganoslo saber por que me gustaría saber si esto contiene algo así como una moraleja o quizá el final esta un poco mal, saludos y espero sus comentarios.

Existen diferentes leyendas en la zona sur del continente americano, sobre todo en las zonas de Perú en donde se dice que habitan seres que viven en las espesuras del bosque, se dice que existía un hombre con una suerte terrible.

Un día decidió ir al monte de caza pero cuando perseguía a un animal a punto de cazarlo, este se desvió de su camino y desafortunadamente se perdió en la espesura de la selva pero ya era demasiado tarde para lamentarse, así que muy desesperado corrió para intentar encontrar el camino de regreso a casa, pero fue en vano ya que no logró encontrar un camino que lo sacase de ese lugar; no tuvo más opción que pasar la noche en la selva y se trepó en un árbol para no ser devorado por los animales salvajes y pensó que estaría mucho más seguro ahí en las ramas de aquel árbol.

Ya entrada la media noche lo despertó un sonido muy extraño, y vio que se trataba de pequeños seres con una pata de ternero y la otra de humano y se reunían cantando en voz alta, casi gritándolo.

Lunes 1, martes 2, miércoles 3, jueves 4, viernes 5. lo repetían varia veces, entonces el hombre gritó en voz alta: Sábado 6.

Sorprendidos los hombrecillos de la presencia de aquel hombre le dijeron que bajara de inmediato del árbol y así lo apresaron y lo llevaron a interrogar; así que les comentó a aquellas criaturas que se había perdido y que no podía regresar a su hogar; que estaba desesperado; así que los hombrecillos le propusieron algo, que él podría entrar al bosque y llevarse lo que el quisiera siempre y cuando no divulgara el secreto de su existencia ni de donde lo llevarían, así que lo soltaron y lo llevaron a un lugar realmente hermoso y lleno de animales de toda clase, así que el prometió guardar el secreto.

El hombre fue llevado al sendero donde podría regresar a su hogar sin inconveniente y le agradeció a las criaturas, regresando cargado de animales.

El vecino de aquel hombre muy avariciosamente al ver que todos los días regresaba cargado de animales un día lo quiso emborrachar para saber como es que lo conseguía, y cuando este estuvo realmente ebrio, el vecino hizo la pregunta que no debía ser contestada ¿de donde sacas tantos animales? Y así fue que le dijo que tenía que subirse al árbol en medio del monte y así escuchar a los pequeños entes cantar, así que el avaricioso hombre se metió en su casa y salió con una gran bolsa para dirigirse al bosque y posteriormente a la selva donde le había dicho aquel hombre.

 

Así siguió las especificaciones de su vecino y no pudo quedarse dormido y así vio que aproximadamente a las dos de la mañana los hombrecillos se reunieron y comenzaron a cantar pero esta vez con la parte que aquel hombre les había dicho “sábado 6”.

Lunes 1, martes 2, miércoles 3, jueves 4, viernes 5 y sábado 6.

Entonces aquel hombre grito “domingo 7” a lo que los hombrecillos lo bajaron del árbol y lo apresaron, y así le dieron a beber a fuerza un líquido de color verdoso y el hombre se transformó en uno de ellos para el resto de su vida y nunca más regresó a casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *