El agujero de Kola y sonidos infernales

En los años setentas se comenzó un experimento en el Noreste de la antigua Unión Soviética; donde algunos geólogos comenzaron a hacer estudios a unos diez kilómetros de una zona conocida como Zapolyarny esta investigación trataba sobre una minuciosa investigación sobre la litósfera en un lugar donde la discontinuidad de Mohorovi se acerca más a la tierra; y es por esto que se debía cavar un agujero de entre unos doce y cuarenta kilómetros hacia abajo, esto es porque aproximadamente esta es más o menos la variación del espesor que tiene la corteza terrestre.

Este arduo trabajo duró nada menos que nueve años de perforación para así lograr llegar a la meta y al mismo tiempo alcanzar un record, pues antiguamente se tenía el pozo Bertha Rogers de Oklshoma con una profundidad aproximada a los 8583 metros de profundidad; pero para el año 1983 se lograron los 12000 metros, pues se dice que seguir es prácticamente imposible por el nivel de temperatura a estos niveles que llega a alcanzar unos 180 grados centígrados y esto hace que se fluya una masa de fango e hidrógeno. Así que para todo ese estudio se realizo este conocido como “El pozo de Kola”.

En la actualidad un laboratorio conocido como GNPP Nebra es el que tiene un laboratorio geológico el cual se encuentra a unos 8578 metros de profundidad, y está ubicado en esta profundidad pues ahí se llevan a cabo estudios sobre la corteza terrestre y así entender mejor a nuestro planeta.

Se cuenta que durante los ochentas mientras se alcanzó la máxima profundidad en este pozo,  los científicos quedaron asombrados al gravar algo que desconocieron de inmediato y que jamás habían escuchado, pues grabaron algo muy parecido a extrañas voces y algo parecido a gritos estremecedores, como si se estuviera torturando a una gran cantidad de gente al mismo tiempo los cuales salían del pozo de Kola.

De inmediato esta noticia se puso en boca de todos y se dio a conocer un reportaje en un periódico llamado “Ammennusatía” el cual señalaba la cancelación inmediata de aquella investigación y de seguir el proyecto de excavación dentro de la Unión Soviética, el cual tenía como destino llegar al centro de la tierra para una mejor investigación sobre el planeta en el que vivimos; se menciona una huida despavorida por parte de la gran mayoría del personal que laboraba en este proyecto,  pues se dijo por parte de algunos de los mismos que se acababa de encontrar nada menos que las mismas “puertas del infierno”

Por parte de unos de los científicos del proyecto, un hombre conocido como Dr. Azzacov se dijo lo siguiente:

“Tratamos de escuchar los movimientos a cierto intervalo con micrófonos ultra sensitivos, los cuales depositamos en el agujero. Pero lo que escuchamos, mandó nuestra lógica científica a la ruina. Pues se precisaban algunos sonidos débiles pero a la vez muy altos en frecuencia los cuales se pensó que venían de nuestros propios equipos… Pero después de algunos ajustes, logramos entender que este sonido en realidad venía del interior de la tierra. Apenas pudimos creer lo que precisaban nuestros oídos; todo el equipo junto conmigo escuchamos voces humanas gritando con muchísimo dolor. A pesar de que una voz era perceptible, pudimos escuchar lo que parecía tal vez millones de almas gritando en sufrimiento. Después de que se dio a conocer a todo el equipo el resultado de la grabación de inmediato la mitad de los científicos renunciaron al proyecto por el temor; y esperamos de todo corazón que lo que encontramos allá abajo, abajo se quede.”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *