¿Dónde se avista la llorona?

La llorona es un ánima del folclore latinoamericano que se presenta como alma en pena de una mujer que mató a sus hijos, busca a estos en vano y asusta con su llanto a quienes la oyen.

La leyenda de la llorona tiene algunas diferencias, de acorde al país, pero en general, es lo mismo. Es una mujer que llora por sus hijos.

Se comenta que la llorona era una mujer que tuvo amoríos con un soldado y quedó embarazada de él de una niña, al dar a luz el soldado la abandonó y ella como no sabía cuidar a un bebé y cómo calmar sus desesperados llantos la mató, al darse cuenta de lo que había hecho, empezó a llorar y gritar del dolor y esto atrajo a los vecinos, a los que la maldijeron al ver lo sucedido. Ella salió hacia el llano y se convirtió en espanto.

Esta mujer siempre anda llorando y llamando a su hija. Se roba los niños que están solos, sea en sus hogares o en la orilla de algún rio.

También se habla de otra historia, en la cual dicen que la llorona fue una chica joven que vivía en el llano y que cada vez que daba a luz mataba a los bebés sin piedad. Un día ella le confesó al sacerdote de su pueblo esta situación y agregó que no sentía remordimiento alguno por este hecho.

El cura luego de escuchar esto y notar que ella estaba embarazada, le dijo que antes de matar al niño, lo amamantara, y así hizo, tras darle de la leche materna, lo mató, pero hubo algo distinto, al darle de comer al niño desde su seno, se le activó el instinto de madre y empezó a sentirse culpable.  Y desde ese entonces, ronda por los campos llorando de dolor, en busca de sus hijos.

La llorona, según las personas que la han visto comentan que es una mujer joven de una cabellera larga de color negro y tez blanquecina, lleva una bata larga blanca y otra negra con capucha, y lleva un bebé en brazos y siempre anda lamentándose y gritando “¡Mi hijo, mi hijo!”

Se habla de que la llorona, se le escucha más en semana santa, aunque también puede ser en cualquier época del año. Ella se escucha y se ve más que todo en los llanos, en pueblos poco poblados y remotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *