¿Qué es el demonio de New Jersey?

    Con el paso de los años se han desarrollado mitos y leyendas que han logrado esparcirse por todo el mundo, otorgándole popularidad a aciertos lugares en los cuales se han originado estas leyendas, pero hablaremos un poco sobre el demonio de New Jersey.

¿Cuál es este demonio?

El demonio de New Jersey es un demonio realmente legendario y místico que siempre ha existido en el mundo a través de las leyendas, puesto que se trata de un demonio que se ha dejado ver en muy pocas ocasiones en los lados del Sur de New Jersey.

Este demonio cuenta con una gran y larga historia que data de más de dos siglos a pesar de que su origen sea incierto y se encuentre rodeado de misterios y opiniones, aunque se narra que fue el Rey de España quien logró tener un encuentro con este demonio.

Historia de este demonio

El demonio de New Jersey al parecer es una espeluznante criaturita que ha nacido como un ser humano y que tenía la mitad de su cuerpo como un dragón.

Sin embargo, el origen de la leyenda de esta increíble criatura resulta ser realmente incierto, puesto que el origen nos lleva hasta el folclore de los antiguos nativos americanos, tratándose principalmente de la tribu de los Lenni Lenape.

Esta tribu llamaba la zona en la que habitaba, es decir, el área de Pine Barrens como “Popuessing”, lo que significaba “lugar de los dragones”; lugar en el cual aparentemente fue visto el demonio de New Jersey por primera vez.

Sin embargo, otra de las leyendas de este demonio se basa en la madre Leeds, puesto que su sorprendente relato narra que la misma tenía doce hijos, y que luego de haber dado a luz a su último hizo, ella dijo que si tenía otro hijo más sería el diablo.

Así que en el año 1735 esta mujer estaba dando a luz en una noche llena de tormentas mientras que se encontraba rodeada por sus amigos, quienes el observaban el parto de una supuesta bruja, ya que al `parecer el padre de ese niño era el mismo Diablo.

Pero a pesar de todo, dio a luz a niño completamente normal que después cambió drásticamente su forman, puesto que su cuerpo era normal y tomó la forma de una criatura con pezuñas, una criatura con una cabeza larga similar a la de un caballo.

Se convirtió en una criatura a la que le brotaron alas en su espalda que se parecían a las de un murciélago y también tenía una cola bifurcada, una criatura que cambió los llantos por gruñidos que mató a la madrona que le atendió y logró escapar por la chimenea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *