De vez en cuando, hagamos silencio…

Hay quienes temen al silencio. Hay también quienes prefieren el ruido antes que escucharse a sí mismos. O hay simplemente quienes no tienen idea de que el silencio tiene una razón de ser y puede serles muy útil.

Hay rituales del silencio en innumerables culturas, y todos son para darle cabida a la calma de la existencia. Los budistas meditan en silencio, tal como oran los cristianos o contemplan los que practican Zen. Y el fin es el mismo: Encontrarse con ese ser interior en búsqueda de la trascendencia.

Se dice que los druidas paseaban por los claros del bosque escuchando el silencio de los árboles y éstos los guiaban.

Los chamanes por su parte escuchan en silencio lo que les dice la selva como si fuese música para su alma.

Si nos trasladamos al Tíbet, conseguiremos a los monjes budistas que se retiran en cuevas para estar en silencio.

Estos ejemplos hacen que muchos nos preguntemos: ¿Qué es lo que tiene el Silencio? Los místicos, así como ahora los terapeutas y psicólogos, aseguran que el sonido de la respiración es suficiente para perderse en un universo de sensaciones. Incluso se recomienda destinar al menos 5 minutos al día para estar tranquilos concentrados en nuestro silencio y nuestra respiración, adaptando así las antiguas tradiciones a la modernidad.

Se dice que llevar a cabo esta práctica con disciplina, aumenta y mejora nuestra concentración, la capacidad de observación, mejora la memoria, se regula el ritmo respiratorio y el ritmo cardíaco entre otras muchas cosas.

En definitiva el silencio no es para nada malo. Todo lo contrario. Y en este mundo moderno donde es tan difícil estar en silencio, hacerlo de manera consciente por unos minutos no nos quitará nada y más bien nos sumará mucho, incluso podremos notar al estar en absoluto silencio (Y esto a mucho les sorprenderá) que todo lo que nos rodea suena y está vivo. Nos hace conscientes de nuestro universo real…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *