D.C. El gato demoniaco

Se rumora que uno de los fantasmas mas famosos en Washington D.C. es el famoso Gato demoniaco de Capitol Hill, a este gato se le conoce en ingles como Demonic Cat, asi que su abreviatura es D.C. como le llaman todos los que le han visto.

Este gato se puede ver rondando por los pasillos del Capitolio cuando Estados Unidos va a entrar en una crisis nacional, a este gato se le pudo ver en las muertes de Lincon y de Kenedy, y una noche antes de que  estos presidentes americanos fueran asesinados muchas personas vieron pasear a este gato.

El origen de este gato data desde tiempos remotos, de la época en que en el capitolio se dejaba a los gatos después de una junta del congreso, ya que no se tenía una buena higiene en esa época y los gatos eran los encargados de acabar con las ratas y ratones que rondaban en el Capitolio bajo los túneles y sótanos. En la rotonda de un viejo cenado se pueden ver marcas de araños de gato dentro de las tablas de toas las inmediaciones, las cuales se le atribuyen al gato demoniaco; se dice que este gato es el espíritu de un gato que vivió muchos años en este sitio y no quiso partir al mas allá. El hogar de este espectro felino es una cripta que se encuentra en el sótano del Capitolio, la cual se había hecho originalmente la cámara mortuoria de George Washington.

El aspecto de dicho fantasma se describe como un gato de tamaño normal de color negro con ojos amarillos, aunque si se le perturba puede crecer del tamaño de un tigre de aproximadamente unos tres metros de largo y uno de alto. Se dice por muchos guardias de este recinto que el gato les persigue para cuando apunto de ser agarrados por el zarpazo  del gato de tres metros desvanecerse en el aire misteriosamente.

Al gato se le atribuyen muchas muertes, pero la más conocida es la de un guardia que en el año de 1890 murió por un ataque cardiaco cuando vio aparecer de la nada a D.C.

A este peludo amigo se dice que también se le vio el día del ataque a Perl Harbor, cuando se desplomó la bolsa de valores en 1928 y en la caída de las torres gemelas, entre muchas otras veces más.

La historia de este gato no resulta tan tonta si tomamos en cuenta que la colina del Capitolio se cuentan miles de historias de fantasmas, ya que a lo largo de su construcción, una gran cantidad de personas han sido asesinadas en interior;  incluso fue utilizado como hospital para los heridos de la Guerra Civil en donde murieron muchas tropas.

 

Sin comentarios