¿Cuestión de “Suerte” o “Trans-Actitud”?

No creo en el azar, o la suerte… Todo pasa por algo. Todo es el resultado de algo… Eso de que algunos “Nacen con Estrella y otros Estrellados”… Me parece una visión trágica de la vida. Pero hay muchos que así lo creen. Hay muchos que participan en juegos de azar, o que van por la vida con supersticiones y demás, esperando que los factores externos le den “Eso” que tanto anhela para que cambie su vida.

Ya es un hecho demostrado que la “Suerte” no tiene siempre una relación directa con el azar o con el “Destino”. La suerte está directamente relacionada con lo que pensamos. Indagando en internet conseguí que una serie de investigadores del Centro de Esalen, en los Estados Unidos de América, realizó una serie de pruebas en este sentido, tras lo cual pueden asegurar ahora que existe algo que llamaron “Trans-Actitud” con lo que basta pensar que todo irá bien para obtener resultados favorables de algún tipo. Por supuesto esto dice también que pensar que todo saldrá mal tendrá sus efectos correspondientes.

Esto puede dar explicación también al éxito que por generaciones han tenido los amuletos, santos e imágenes…

Una persona con un amuleto de “La buena suerte” confía en que estará protegido y “Todo irá bien”, el resultado será que “El amuleto es buenísimo y funciona”, pero en realidad funciona desde el momento en que el individuo “Piensa” que funcionará. Igualmente al perder el amuleto, el individuo pensará que ya no le irá tan bien, y esto también funcionará…

Y para cerrar esto con broche de oro y no digan que son cosas de misticismo no más, la ciencia nos da de nuevo la prueba. ¿Conocen el “Efecto Placebo”? Pueden darle una pastilla de azúcar a una persona con dolor de cabeza (Por decir algo) como “lo último en medicinas” y esta eventualmente mejorará, porque está convencido de que así será. Obviamente estas pruebas son ejemplos simplemente. Ejemplos de que el poder de cambiar las cosas, el poder de mejorar o empeorar está en cada quien, y lo que llamamos “Suerte” somos nosotros mismos… Por ello nunca les deseo “Suerte”, más bien Exitos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *