Cráneo del Niño de las estrellas

El cráneo del Niño de las estrellas es un cráneo supuestamente de origen extraterrestre encontrado en Chihuahua, México, actualmente se encuentra en estudio en El Paso, EUA. Los detractores de esta teoría sostienen de que se trata de un cráneo humano con alguna malformación congénita (como la progeria).

Según el “Proyecto del niño de las estrellas” hace unos 65 años en una cueva de un poblado rural cerca de la región de las barrancas del cobre, al sur del estado mexicano de Chihuahua, una adolescente estadounidense encontró dos esqueletos completos enterrados en el túnel de una mina, uno de ellos era muy extraño y de pequeño tamaño y el otro de estatura y aspecto normal. La joven volvió a su casa en El Paso y guardó éstos cráneos durante toda su vida.

Tras su muerte, fueron entregados al matrimonio estadounidense de Ray y Melanie Young. Melanie, enfermera de cuidados neonatales aseguró que no se trataba de ningún tipo de malformación humana, por lo que decidieron cederlo a evaluación profesional.

El cráneo pasó a manos de los investigadores estadounidenses Lloyd Pye y Mark Bean, quienes con la colaboración de empresas especializadas en genética como Trace Genetics CA USA, Instituto Royal Holloway de Londres, además, el apoyo de gentista como Dr. Kem Paid junto a varios especialistas en química, Neurociencia y Craneofisiología han llegado a determinar que existe una probabilidad cercana al 90 por ciento que el cráneo extraño sería de un ser híbrido de madre humana y padre de una raza no conocida.

En cuanto al origen híbrido de este niño, los indígenas que habitan la zona donde se encontraron los cráneos cuentan una antigua leyenda sobre los niños de las estrellas. Según estos relatos, que se remontan como mínimo a dos siglos atrás, unos seres procedentes de las estrellas dejaron embarazadas a varias mujeres que vivían en las aldeas más aisladas de la región. Después de dar a luz a estos niños de las estrellas los criaban durante varios años, hasta que sus padres regresaban del cielo para llevárselos. Debido a la relación con estos relatos se ha reforzado en algunos grupos la creencia de su origen extraterrestre (creacionismo alienígena).

fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *