Toronjil, planta mágica

Categorías : Botánica
Por:

Tengo mi niñez muy fresca en la memoria, y una de las cosas que más recuerdo es a mis abuelos, con los que crecí, cuidando de sus nietos y siempre buscando la manera de consentirnos. Es por esto que mis primos y yo conservamos hoy en día algunos tips, entregados por los abuelos y guardados por nosotros como tesoros, entre ellos la costumbre de tomar infusión de una hierba que teníamos en el jardín llamada por nosotros “Toronjil”, pero conocida en otras latitudes como “Melisa”, “Citronela”, “Hierba Luisa”, “Hierba de Limón”, “Cedrón” y “Poleo”.



Para mis abuelos nuestro “Toronjil” resultaba una panacea, y actualmente realmente lo comparto, sin embargo hay cosas específicas para las que suele ser utilizada esta hierba de exquisito aroma como por ejemplo para “Aliviar la tristeza”, tomándose en forma de té caliente. Cuando teníamos dolor de estómago era remedio fijo pues tiene propiedades antiespasmódicas: el abuelo preparaba cocimiento con las hojas y tallos, y bien dulcito lo tomábamos, y aunque no sé si será por sugestión, siempre resultaba efectivo. Igualmente pasaba si en casa alguien estaba de mal humor, o ante alguna rabieta, en este caso se recomienda el mismo cocimiento pero endulzado con miel de abejas.

Para erupciones en la piel, ya sea por el calor o por alguna alergia puede usarse baños con el agua donde previamente se cocinó nuestra hierba mágica y pronto curará y aliviará la picazón. En algunas partes de Latinoamérica se da una especie de esta planta que llaman “Toronjil Cuyano”, que preparado en cocimiento se utiliza con muy buenos resultados como tratamiento para detener y prevenir la caída del cabello.

Otra cosa que casi olvido, cuando éramos niños y teníamos la energía al máximo, al punto de no querer ir a dormir en la noche, el cocimiento fuerte de las hojas y florecillas y en ocasiones combinado con flor de cayena servía para darnos un baño tibio, que sumado a una tacita tomada nos dejaba rendidos hasta el otro día. Aún hacemos eso en casa luego de un día difícil. Sólo hay que estar atentos a podar la planta (La cual es un arbusto) porque crece y se adueña del espacio a pasos agigantados, y sin embargo al podarla se pueden conservar las hojas pues secas seguirán teniendo aún sus propiedades.

 



Comentarios

Comentarios

Artículos relacionados
Tema Cazamitos por: Carlos de la Torre 2017.