Esta es una historia sorprendente, acerca de unos animales maravillosos; que la verdad se duda de su existencia y se tienen pocas pruebas acerca de su vida. Son unos animales realmente extraños según lo que se descubre y vivieron en un archipiélago que ya no existe, esto suena realmente raro pero así es y esto es de lo poco que se conoce de ellos.

Einar Pettersson-Skämtkvist fue capturado por el ejército japonés en el año de 1941 y posteriormente logó escapar de sus garras en donde pudo robar una pequeña embarcación y se hizo a la mar en donde las aguas caprichosas del océano pacífico, lo llevaron a un pequeño archipiélago totalmente desconocido. Gracias a su suerte logro llegar a esta isla en donde vio cosas realmente sorprendentes.

Se dio cuenta que por esta isa no había pasado lo mismo que en el resto del mundo, ya que sus flora y fauna tomaron causes diferentes, pues la evolución de sus especies eran de formas distintas a las que se conocían.

Posteriormente este archipiélago se conoció como yi-yi o Hi-IAY islands en donde se comenta que estaba plagado de una especie de pequeños mamíferos de formas extrañas, eran parecidos a un ratón pero su apéndice nasal se había adaptado a sus necesidades.

Pese al fantástico descubrimiento de Einar, no fue hasta 1957 cuando el naturalista alemán Harald Stümpke realizó un estudio científico sobre ellos, recopilando los datos en la monografía, Bau und Leben der Rhinogradentia.

A estos animalitos se les bautizo como Rhinogrades, o Snouters, según Stümpkev; estos mamíferos utilizaban su nariz para las funciones más dispares. Entre ellos algunos utilizaban los largos apéndices nasales para pescar, otros para caminar y aferrarse a las ramas, otros para posarse sobre el suelo y atrapar insectos con su cola pegajosas. El profesor Stümpke en su libro  recopiló todos los datos sobre estos pequeños seres y los acompañó de una serie de bocetos que, desgraciadamente, es lo único que se ha conservado sobre ellos, ya que las pruebas atómicas que se realizaron en la zona, pero desafortunadamente a principios de los setenta provocaron una serie de movimientos sísmicos que hundieron todo el archipiélago y con él, todas las pruebas de esta nueva especie de mamífero, incluso el profesor Stümpke, que según se cuenta, desapareció junto con el archipiélago.

Con este acontecimiento o por lo menos con la teoría de este profesor desaparecido, se dio la desconfianza por parte de los zoólogos los cuales dicen que esto es una farsa más creada por cuentos de Internet, aunque muchos otros aseguran que el descubrimiento es real y que si se tienen datos sobre estos pequeños mamíferos; aunque será una incógnita durante años hasta que no se vuelva a ver una de estas nuevas especies.