Almas en pena: Las Banshees

Esta me pareció una historia bien interesante. Las “Mujeres de los Túmulos”, del folclore irlandés (Un folclore bien nutrido y en ocasiones divertido), son en realidad deidades femeninas de las que se conoce aproximadamente desde el siglo VIII, que se le aparecían a los irlandeses para anunciarles con espeluznantes gemidos la muerte de algún pariente. ¿Qué mal plan eh?

Pues se podrán imaginar el miedo que se generó en torno a estas hadas de la muerte. Hay quienes las relacionan con los “Ángeles Caídos” mencionados en la Biblia, que se quedaron encerrados en la tierra y su castigo fue precisamente anunciar la muerte por el resto de la eternidad (O hasta el Juicio Final… Hay varias versiones).

Las banshees son en sí lo que los latinos llaman Almas en Pena. Se dice en Irlanda que cada una se dedica exclusivamente a alguna gran familia irlandesa para servirle generación tras generación, apareciendo sólo cuando un miembro de la familia está por morir (Lo que se llama un ave de mal agüero).

Ha de ser una experiencia aterradora, pues al estar en agonía la persona en cuestión, Las banshees gimen, muestran sonidos de dolor cerca del moribundo, o en casos más extremos se elevan por los aires… Prácticamente si la persona no iba a morir, con estos espectros mueren del susto.

Hay banshees más decentes que sólo dejan oír sus gemidos en la distancia, o se dejan ver rondando alguna colina o aéreas en solitario de la casa, es decir, anuncian igualmente que se muere alguien, pero no se le enciman para matarlo de un infarto.

Una banshee muy famosa es la de la Familia Real de los O`Brien, llamada Aibhill. Esta se le presentó al Rey (Brian Boru) en el año 1014, una noche antes de partir a la Batalla de Clontarf. Este la vio lavando la ropa de los soldados, y al terminar le mostró el agua totalmente roja de sangre. El Rey partió a cumplir con su deber, pero obviamente no sobrevivió.

Definitivamente una experiencia terrible para las granes familias irlandesas, que de seguro hacía desear ser pobre y librarse así del “Privilegio” de tener una Banshee en casa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *