Ahuizote

Según creencias populares el ahuizote es un animal maléfico que vive en el agua, es por esto que en zonas cercanas a ríos o  lagos se cuentan algunas
historias entorno a él.

En Xochimilco existen en la zona chinampera varios canales, que por lo general utilizan las personas dedicadas al cultivo de flores u hortalizas porque es necesario trasladarse  y trasladar sus productos por medio de canoas, y en más de una ocasiones se pueden escuchar casos de  accidentes, recuerdo en la infancia haber oído decir que un vecino se había ahogado en el canal, que le habían prestado un azadón que accidentalmente había caído al agua, así que queriendo sacarlo se había metido al canal y estando en el agua al parecer había sufrido un calambre hundiéndose y ahogándose, aun cuando varias personas ayudaron a tratar de localizar el cadáver no fue sino después de varias horas de búsquedas que se recuperó el cuerpo y pudo ser velado y sepultado.

Las explicaciones que se oían entorno a ello, sobre el por qué el cuerpo no aparecía y no salía a flote, iban desde que en los canales existe mucho lodo hasta muchas otras más, sin embargo hace unos días escuché una leyenda que bien puede ser una explicación.  Se cree que muchas veces una persona se ahoga al ser jalado hacia la profundidad por un ahuizote el cual lo mantendrá en la profundidad hasta chuparle toda la sangre y cuando termina de extraerle la sangre lo suelta y el cuerpo sale a flote después de algunos días.

En otras zonas como en el rio Lerma, también se cree que el Ahuizote  tiene la capacidad de transformarse en algún animal para así jalar a su víctima, si están en temporada de casería de patos se transformara en un pato, para que al caer en el agua y  parecer herido, el cazador entre al agua, sea jalado, ahogado y una vez que extraiga toda su sangre dejará que el cuerpo suba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *