Floripondio

Son flores con forma de campanita blancas, amarillas o rosadas que pueden medir 18 a 23 centímetros de largo, muy perfumadas, sobretodo al caer la tarde y noche, el árbol tiene un tamaño pequeño, generalmente no supera los cuatro metros de altura.

Pero esta flor de particular no sólo tiene su tamaño y perfume, sino también que posee un altísimo poder estimulante. Un té de floripondio produce en unos pocos minutos un estado de gran excitación con alucinaciones que luego recae en una depresión, efecto que dura aproximadamente 72 horas, además de producir severos daños en la salud, afectando el sistema nervioso particularmente.

Todas las especies de floripondio, ya sea blanca o amarilla, eran utilizadas en la zona de los Andes y en la selva amazónica como alucinógenos, donde reciben el nombre de “toá” desde tiempos inmemorables en rituales religiosos, como aliviante de dolores en fracturas o heridas graves, para inducir el sueño colocándolo debajo de la almohada o hasta, en concentraciones mayores, para envenenar las puntas de sus flechas o lanzas.

A pesar de los usos y efectos que tiene esta poderosa planta de jardín, no está prohibida por la ley, que la toma como un adorno floral mas, al igual de su libre comercialización, sin tener en cuenta su peligrosidad, no digo por las alucinaciones sino porque al ser tan fuerte el poder de una flor, es muy fácil pasarse de concentración y sufrir una intoxicación, generando vómitos, convulsiones y en casos extremos la muerte.

Para concluir resalto que esta planta es legal, y que queda en responsabilidad de cada uno lo que haga con ella y los efectos en caso de ingerirla.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *